Nunca lo sabremos

Cuando rompiste todos los juguetes, sólo te quedé yo y ya estaba roto.

No sé en que instante, la esperanza revoloteó por tu caos haciéndote creer que volvería a caer contigo, en ti.

Que volvería a comer de la mano que me muerde.

Que volvería a atentar contra mi vida para morir en ti.

Que repetiría argumentos caducados en tu lecho sin vida.

Que haría daño a la musa por un puñado de poemas de mierda.

Que daría una mierda, por un puñado de musas sin poema.

Que haría un poema,
De la mierda removida que me vendes siendo musa.

Qué mierda

Qué musa

Qué poema

Todos atascados en el mismo oscuro agujero.

Tiro de la cadena.

Disipada toda duda.

Anuncios

4 comentarios en “Nunca lo sabremos

  1. Siento decirte que serás uno de mis escondites favoritos. Uno de esos en los que a nadie se les ocurriría mirar por miedo a cortarse, de los que puedes cerrar los ojos tranquila porque la oscuridad, asustada, se ha quedado en la puerta y no quiere pasar. Si, serás uno de esos escondites que nadie recomienda pero uno de los mejores.

    Sigue desnudándote así y deja que lo vea. Tienes mucho que contarme, tengo mucho que gritar. Déjame esconderme, prometo no hacerte daño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s