Pasado simple

No se pensar bien cuándo desatas a tus miedos y me llenan los oídos de las camas que habitaste.
No entendí nunca los metros cúbicos que tiene un maletero, si aún así los recuerdos no podrían entrar ni en el tren más largo del mundo.

Me recuerda a aquella canción que decía,
“Tiene casi veinte años y ya está
Cansado de volar”

Te gustaba jugar a dar vueltas al café con aquella cucharilla de colores y no podía evitar pensar en que era lo mismo que hacías con la vida.
Tú querías mirar atrás después de mí y que se te llenara el entrecejo de pistolas cargadas,

Apunten

Fuego

Querías una historia en la que caperucita se dejase llevar por el lobo

Pero que ella siempre ganase,
Que tú nunca
Que yo menos.

Querías que te dejase marcada, pero que sólo se viera cuando tú quisieras,
Como ese primer tatuaje,
Como una bandera blanca,

Como la X de todos los mapas que inventaste para que todos corriesen en dirección contraria al tesoro.

Menospreciamos el poder que tiene una herida, cuando la bala ya nos ha atravesado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s