Y sin embargo

Nadie tiene envidia de la ventana que no mira al mar.

A veces quiero lloverme sobre tu costado seco y que olamos a tierra mojada. Que seamos la primera flor que salta al vacío de la primavera y la última que se rinde al otoño.

Aún me huele el recuerdo a la última vez que fuimos.

Me han visto sonreír los miércoles y no saben que se me agota la reserva, que se ha encendido la luz y no se donde repostar.

Perdí la esperanza y guardé la dignidad. Camuflé los días de sol con nubes de los días en que no estabas.

Y el hombre del tiempo se despidió con un “que sea lo que dios quiera”.

Me he quedado mas de una vez viendo como me desangro, para que al menos haya un testigo de tu portazo.

Que entre dos aguas solo hay agua y entre nosotros dos mares.

Congelados.

He esperado paciente a que me llamen los fantasmas de la infancia y me cuenten que pasó.

He ido a todos los funerales y corrido hacia la sala donde se encontraba el muerto, esperando ver mi futuro tumbado.

Hace días que eché el ancla
Pero no recuerdo donde.

Todos los días son diferentes
Pero sin embargo, tu.

Ya no conjugo verbos en futuro,
Ya no extiendo el verbo ser,
Y sin embargo, tu.

Anuncios

2 comentarios en “Y sin embargo

  1. Me ha encantado esta entrada, me parece preciosa, y me siento muy identificada. Es extraño, verdad? Pero me ocurre : ) gracias por escribirla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s