Tormenta

Aun confío en que llegará alguien tormenta que arrase con todo esto en mi vida.

Alguien que sepa jugar con un juguete roto sin la necesidad de las anteriores de arreglarlo.

Que sea un libro en el que la palabra fin esté borrada de la última hoja y en su lugar deje un espacio en blanco que podamos rellenar.

La única despedida amarga
es aquella que nunca se da.

Alguien que de mayor quiera ser ella,
que sepa asumir la utopía de buscar la olla de oro al final del arcoiris.

Alguien que muera de una enfermedad terminal llamada amor cumplidos ya todos los años que le tocaban por vivir.

Un bucle de drogodependencia a los abrazos, un estigma de razones en el pecho, un bala en la recámara por si todo sale bien.

No me conformaré con menos que una mujer tormenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s