Requiem

Los cementerios son los únicos jardines donde hay mas personas que flores.

He dilapidado la fortuna de haber nacido yo y no un poco mas otro, mientras un trozo de mármol aguardaba mi nombre.

He cambiado el colchón y quien lo habitaba, esperando que el sueño fuese distinto, que el despertador me diese una tregua incondicional y fuesen cinco besos mas en lugar de minutos.

Las últimas cuatro paredes que me habiten, guardarán el secreto de una vida interrumpida por una felicidad desorientada, por un abrazo nunca dado, por un beso negado y por una infancia tan corta, como la cola para la entrada a uno de mis recitales.

He perdido el sentido del tacto buscando otras huellas que borren las que marcaron una despedida.

Los cementerios,
son los únicos jardines,
Donde la muerte es bella
Donde nadie repara las grietas

Y donde las fechas no se celebran,
Pero nunca se olvidan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s