Siempre fuiste un buen motivo

No tener motivo
Me pareció el mayor de los motivos.

Ver un callejón lleno de puertas
Y llamarlo sin salida.

Aquí hace frío.
Y ahora que ya no estás,
Siento eso que decías
De que la lluvia abraza mares.

Eras la mas dura,
De todas las baladas
De Extremoduro.
Un delincuente reincidente
Que amaba cada una de las celdas
Que le quitaban lo único que conservaba.

Olvidar es otro modo de recordar.

Las ventanas se cierran a cal
Sin canto,
No hay vendaval que arríe tus velas
Ni cementerio para tanta ruina.

No tener motivos para volver
Fue el mayor motivo para nunca irme.

Anuncios

3 comentarios en “Siempre fuiste un buen motivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s