La lógica de un día

A veces todo es tan simple como dejar que te crezca el pelo.

Como acercar la llama al cigarro y esperar que este se encienda.

Nunca he conseguido cruzar un río sin mojarme los pies, ni tampoco he conseguido pasar por un amor sin llevarme cicatrices.

Quizá esto le de algo de claridad a todo, tanta, que acabo deslumbrándome.

Hoy atardece a las estúpida hora de las 18:49.

Un día más que produzco más hambre de vivir de la que puedo tolerar y acabo vomitando en un bar de Malasaña todos los miedos que me he comido hoy.

Vivir no es fácil amigos,
Pero me dejo la vida en intentarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s