Línea recta

Me colocas sobre la llama para verme arder en deseos que nunca cumplirás.

Me empujas cuesta abajo, con las manos atadas, en dirección prohibida.

Me dijiste que no tuviese miedo y eso es lo único que me quedaba.

Te enamoraste del mago, aunque te sabías todos sus trucos.

¿Ya no me quieres?

-Te dije que no dejaría de hacerlo

¿Entonces?

Y de repente se abrieron todas las cajas torácicas y parecían todas de Pandora.

Me marché dando tumbos, porque me enseñaste que la línea recta, no une dos puntos sino que los corta.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s