Dulce navidad

Soy una mudanza a medias que se ha quedado sin cervezas.

Se me ha ido la fuerza por los ojos, en mis bolsas caben todas tus horas de sueño y no tengo valor para reciclarlas en el contenedor de basura orgánica.

Tengo un balcón con vistas a una carretera gris suicida, que a su vez tiene vistas a cien balcones cobardes.

Esta navidad no tengo ganas para envolver recuerdos en cajas marrones, para poner “basura” en la que lleva tus cosas.

Ojalá tabaco y alcohol a domicilio antes de que acabe el año.

O que legalicen todo lo que hace que los problemas no desaparezcan, pero que parezcan menos problemas.

He reventado el cajero del banco a besos y no me ha pedido el pin.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s