Consejo de guerra

No se cuantas veces he soñado ya con mi suicidio y mi llamada posterior para contártelo.

Es tan incoherente cómo una verdad a medias.

Creo que no ves que me estoy quedando en los huesos, para que te sea más fácil verme por dentro.

Que vas a saber tu del amor, de la vocal con consonante y repetimos, del vértigo a un palmo de tus narices, que es hasta donde no ves.

Abriendo puertas de par a impar.

Sin perdonarte un pasado sin futuro.

Hay personas que se enganchan a drogas como tu y yo era feliz con sacar punta a un lápiz que nunca usé, al menos no para escribir nosotros.

“Vete a la mierda” no es un insulto, sino un consejo mal valorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s