Cosas que nos pasan

Asalto la nevera a cada instante y solo encuentro soledad envasada y sin fecha de caducidad.

Resbalo con los sentimientos de culpa esparcidos de forma aleatoria y me empapo con las lágrimas que un día no derramé.

Apago las luces como si apagara la vida, como si pudiese poner toda esta mierda en modo vuelo y desconectar de ti.

Te escribo desde una cama donde me siento un exiliado, pidiendo asilo emocional, donde ya las almohadas no entienden el idioma en el que hablo.

Cierro los ojos despacio,
Ya no se si para verte mejor
O dejar de verte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s