Yo

Para mi, depresión, es un rincón de mi casa donde el espejo de la entrada no llega a verme.

Ahí soy yo.

Soy invierno y lluevo, me hago tormenta y remolino de hojas alrededor de un folio en blanco.

Escribo a lápiz, porque no creo en lo eterno y además, como ya sabéis, tiendo a equivocarme, por aquello de aprender.

Si me veis con zapatos es que he salido o voy a salir. Tristeza se viste por la cabeza desatiende los pies y no lleva reloj, porque esa batalla ya está perdida.

Perdón, también soy alegría, por norma frente a los espejos donde me miro, que suelen ser personas a las que quiero.
Alegría es un vendaval y sonríe cómo si de verdad fuese gratis, ¿os lo podéis imaginar?
No hay una sola sonrisa que no me haya salida cara.

A veces soy melancolía, morriña y una foto en blanco y negro de NotreDame.
Miro la planta que cuelga de mi techo y me pregunto que si me quedo mirando, seré capaz de verla crecer.

Aun no comprendo como consigue florecer y que yo no me de cuenta.

A veces, soy principio, pero nunca fin, soy una promesa fácil de olvidar y unas ganas de saltar de todos los puentes que nunca vi.

Pero pocas veces,
Me veréis siendo yo.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s