Vida resbaladiza

Tengo una cola interminable de mañanamepongo junto al cajón de la ropa interior.
Un niño interior, que se parece más a una madre preocupada por si estoy comiendo bien, como si en la despensa de tus piernas no hubiera existencias suficientes para mis tres guerras mundiales.

Llevo algunas cicatrices escondidas, que no son más que fracasos por morir, por saltar a la comba con los ojos cerrados y que sea el dios que quiera que venga a rescatarme.

Hace tiempo que la oscuridad no me aterra y que la soledad se ha adueñado de ese miedo, porque no quedase en saco roto, ni huérfano un miedo que no tiene culpa.

Cuelgo dibujos de chicas tristes en mis paredes, porque no quiero que nadie sea más infeliz que yo, no quiero que una sonrisa ilumine una lágrima y ve tu a saber que pasa,
Cuando alguien sonríe,
Mientras tu deshidratas tus penas.

Por las noches soy ruina, soy escombro, soy intermitentes de emergencia,
Aviso,
Vida resbaladiza,
No pisar.

Y pisan

Y pisas

Y pasas

Y así,
Sin darte cuenta,
Ya estás dentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s