Te echo de menos

Abro la puerta, como cada mañana,
Y mil recuerdos se pelean por ser el primero en mi cabeza,
Esa, en la que no caben asperezas, a pesar de que las guerras pasadas se tocan entre sí.

No se que día es hoy,
Pero si vienes a joderme la vida,
Hazlo un lunes,
No estropees un jueves, un sábado e incluso un domingo,
Aunque no vaya a misa.

No se a que venía esto,
Pero hoy no llovía,
Y joder como me he mojado la camisa de los martes recordando cuando me ajustabas la corbata,
Y dejabas el nudo en el suelo y la camisa después.

Echo de menos llegar tarde al trabajo.

Sigo sin saber a que venía esto.
Hoy olía a invierno,
Aunque el hombre del tiempo del tiempo habla de anticiclón,

Y que sabrá el que ropa lleva puesta noviembre si no ha salido a la calle contigo,
A las medaigual de la mañana a comprar tabaco y ha acabado paseando por el centro.

Se me da bien andarme por las ramas y no ir al grano

Te echo de menos.

(Ilustración Albert Soloviev)

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s