Telediario

Me cuentan en el telediario que el aire se limpia mientras llueve,
Pero poco se habla de mi, de ti, de la polución que almacenan los pulmones,
De las despedidas que se dieron bajo un falso techo de esperanza.

-¿Que tal estás?
-Cómo siempre

Y que triste que haya llovido de nuevo y nada haya cambiado.

Esta mañana un libro desde la estantería ha saltado al vacío, por necesidad de sentir algo, decía en su nota a pie de página.

Y que, si llueve.

Y que, si no tengo flores amarillas en mi balcón para que se limpien.

Y que, si en el telediario no se anuncia el genocidio de libros cogiendo polvo, acumulando mañanaloempiezo y cuandoterminelaserieloabro.

Al mediodía volveré a poner las noticias buscando en los letreros que pasan debajo a prisa y corriendo una noticia que al fin me importe, una que no sea una esquela de un país atrofiado y unos pulmones encharcados de comosiempre.

Señores del telediario,

Asuman,

Que en la variedad,

Está el gusto.

Anuncios

Un comentario en “Telediario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s