Casa

Ya no sobrevivo a los lunes ni a las fiestas de guardar.
Acumulo  sentencias de divorcios con pasados efímeros y con demasiadas costas judiciales en forma de cicatriz.

Se me olvidan los días de verano antes del 15 de agosto y acumulo centímetros cúbicos de lágrimas, por si este año no llueve.

Tengo una costumbre insaciable de mirar bajo la falda al pasado y demasiado al escote del futuro.

Tengo un futuro hipotecado,
Si tus brazos son mi casa.

Anuncios

2 comentarios en “Casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s