Así fué

Yo he tenido la suerte de despertar del sueño y encontrarte en mi cama,
Quizá no haya motivo mayor para creer en los milagros y tal vez sea una razón de peso para comenzar una dictadura en tu pelo.

Nunca he recordado aniversarios, porque no llego.
Y jamás devolví el mensaje en el contestador, porque soy incapaz de dejar grabada una despedida.
Las despedidas se dan una vez.

Es cierto que en los amaneceres en que tu espalda reflejaba la luz,
Yo desdibujaba tu sombra, porque no merecías tener competencia.
Y es verdad que en los tal vez que van de vuelta y en los nunca que van de puntillas, te manejabas cual gata por mi tejado.

Hay verdades indelebles y mentiras efímeras, si al beso le sigue una vida, si a la flor, le sigue el campo y si al te quiero, le sigue tu boca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s