Cien

Me he puesto cien caracolas en el oído y en ninguna he oído tu voz,
Que es lo mas parecido al mar.
Después he vaciado cien botellas de vino y ninguna gemía como tu, ninguna mojaba mis labios como tus piernas.

He dibujado un mapa del tesoro, que acababa en la puerta de tu casa,
He soñado con viajar y me he dado cuenta, de que cualquier ciudad es París si es contigo de la mano.

Hoy fui a la compra y se me olvidó hacerla para uno, solo para ti.
Han llamado al timbre y el corazón ha abierto de un salto, con la ansiedad del día de reyes, pero sabiendo que no habrá galletas ni regalos, ni zapatos llenos de caramelos.

Es curioso como duele lo que no te toca la piel, como escuecen las heridas que no vemos.

La dicha de encontrarte fue perderme mil veces antes, para encontrarme siempre en ti.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s