Aquel día

Aun recuerdo el día que me echó de casa, por no darme, no me dio ni el polvo del adiós,
Aun espero un mensaje con un emoticono con una mierda feliz,
Al que yo le responderé con un verso de mierda,

Era taitantos de un mes cualquiera, pero diluviaba como si fuese enero,
Del portazo que dio, se descolgó hasta el invierno y se hizo otoño saltándose del golpe la primavera y el verano.

En el bolsillo de mis vaqueros llevaba el movil y un par de recuerdos, y en el abrigo un puñado de sonrisas por si el frío llegaba.
Ella no lo sabía, pero al menos eso me dio tiempo a recogerlo.

Al cabo de dos vidas sigo sin entender por que se quedó al perro, aunque entiendo que de elegir, se quedó con el que tenía mas pelo.

Al doblar alguna esquina me la sigo encontrando, igual no es ella y la esquina es cualquier puente que ame la locura de mi vacío saltando al suyo,

La verdad es que aun espero ese emoticono,
La verdad es que es agosto, pero en mi abrigo, sigue haciendo frio.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s