Tranquila mamá

Amanecer, no es mas que un cúmulo de suspiros al techo, mientras mis ojos siguen fumando hasta que el sol me avisa,

Enhorabuena, has pasado una noche mas sin ella.

Hace tantas noches, que me parece un invierno de Islandia,
Las que sobrevuelo a la vida,
Tiento a la suerte,
Y sobrevivo a base de páginas borrosas, con tachones de tantas y palabras de ninguna,
Con sexo de todas
Y amor a cinco dedos,

Nunca dije que yo no me quisiera,
Tan sólo que no lo suficiente.

Me he hecho animal nocturno y carroñero de dos piernas,
Omnívoro de la savia que brota de ellas,
Vegetariano de las flores que brotan cuando me amanecen
Y piensan que joder que bonito, ojalá que dure,
Pero yo ya pienso en mi siguiente presa,

En la jaula de besos que la aprisionen a mi cabecero, la horas suficientes, para aguantar otro amanecer sólo,
Sin ella.

Tranquila mamá
Estoy bien, me cuido y me alimento con dieta mediterránea,
Me tapo por las noches y desayuno, todas las mañanas,

Ya no espero que vuelva,
La celebro cada noche en mi cama,
Hago una fiesta y yo soy el pijama,
Ellas la piñata y la sorpresa,
La tarta, mi Marilyn, mi disfraz de niña mala.

Tranquila mamá,
Me cuidan, Madrid no está tan mal, y abundan las novicias,

Esta noche igual salgo un rato,
Amanecer sin ti,
No es mal castigo,
A tanto pecado.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s