Jugando a las matemáticas

Me salió muy cara la jugada,
Quedé impar y último en el cementerio de sus amantes,
Múltiplo de nadie y raíz cuadrada de nada,
Mínimo común divisor de sus caderas desgastadas,
Resultado inequívoco de una bala mal tirada.

Ella era cara de mantener,
Me exigía madrugadas indivisibles entre si mismas,
Quería que mi cajón de látex quedara a cero infinito elevado a ella misma,
Mi cartera me miraba diciendo,
Ya lo sabías,
No tenías ni para pagar el viaje de ida,
Así que la vuelta la hice a dedo,
Saltando de una a otra,
De cama en cama,
Multiplicando el resultado de dividir su recuerdo entre su falda y mi espalda.

Y aquí estoy vendiendo mi poesía
Para seguir adelante,

Me salió muy cara la jugada señores,
Me salió mal la partida señoras.

Mi bragueta ya me lo avisaba,
En esta partida, te jugaste la vida
Y perdiste hasta la arena de la gata,
En ella empeñaste la sonrisa.

Me salió cara la jugada,
Me dió cero la partida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s