Las dos caras

Y aunque me veas sonreír,
Me sigue ganando la partida:

La ansiedad que me provoca vivir,
El nudo de sal que me enquista el pecho,
La muerte a destiempo de quien no conocí,
La muerte a kilómetros de quien preguntaba por mi,
Los hermanos que no he abrazado aún,
El fin de mes cada día 10,
Dormir solo o sin ti,
Amanecer con otra,
Las balas que me rozaron el oído y nunca me vaciaron,
La aspereza de mis cuatro paredes,
La asfixia del humo que me consume,
Las nubes que nunca llueven,
Los días de sol que me provocan nostalgia
Y los días nublados que me hacen llorar,
Las pastillas que me meto a diario,
Las que me metí de golpe tres veces en mi vida,
Querer morir y que no sea mi hora,
Querer vivir y no saber como,
Perderme y no encontrarme nunca,
Querer esconderme de todos y que acabéis encontrándome,

Y es que aunque me veáis sonreír,
Sigo perdiendo la partida,
Me quedan pocas monedas,
Pocas tiradas a los dados
Y una mala mano sin ases.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s