El fin

La imagino invierno y me nieva,
La imagino océano y naufrago,
La susurro viento y me lleva,
La sueño desierto y me cubre de arena,
Me desvelo húmedo y me seca,
La huelo flor y se hace primaveras,

Se convierte en río si los párpados de mis ojos piden tormenta y no chispea,

Se transforma en remolino cuando desordeno mi vida y no está en ella,

Ella es piedra del camino donde caigo sin torpeza,

Porque quizá ella es destino, es meta, es puerto de salida, playa desierta, caja fuerte donde guardar mis ahorros, poco materiales, pero densos como una gema,

Quizá ella sea todo eso, que un día tiré en una cuneta,

Por falta de esperanza en que el amor sea belleza, espinas sin rosas, cometa que arde al rozar la tierra,

Quizá ella sea todo lo que buscaba,
Lo que no necesitaba,
Lo que ya no quería,

Quizá ella sea la diástole,
El tac del secundero,
El dong del timbre,

La mitad que faltaba,
De la mitad que no existe.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s