Sólo

Cuando me soltó la mano,
Sentí como todos mis dedos se rompían, sin sentido ya de ser, de estar, crujieron y todos retrocedieron hasta el nudillo.

Algo parecido le pasó a la bomba de relojería que llevo alojada en el pecho, que a la cuenta atrás de 10, compró un billete a París para internarse en un centro de rehabilitación, con esa luz que sólo tiene un pequeño rincón de la quinta planta.

A veces,
Un adiós,
Es suficiente nota de suicidio.
image

Anuncios

2 comentarios en “Sólo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s