Mientras vuelves

Y aunque no lo creas,
Una copa de vino vacía,
Con la marca de tus labios en ella,
Es suficiente motivo para retenerte,
Es suficiente recuerdo,
Para sentirte aún jadeante,
Suficiente vida para tanta soledad,
Todo lo que necesito cuando no estás.

Vuelve cuando lo necesites
Y regresa sin pedirlo,

Tengo demasiado orgullo,
Por eso te daré las llaves,
Para qué puedas volver a entrar,
Siempre que no te llame.

Mi cama será ese lugar,
Donde siempre llueve al verte.

Mi boca sitio seguro,
Cuando tus manos tiemblen.

Mi espalda la única almohada,
De tus sueños cuando no duermes.

20140531-163807-59887724.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s