Soledad

Con verso incrustado de Joaquín Sabina.

Novia de cuento
Y final de película,
Amante experta,
En lamerse heridas,
Soledad la llamaban,
Los que pasaron por su cama,
Soledad la sufren,
Unos cuantos en la vida.

Salía dispuesta a todo
Y jugaba la vida en cada mano,
Armada hasta los muslos,
Vestidos de infarto,
Tacones de aguja,
Se clavaban a su paso,
Por camas que no imaginaban,
El dolor de Soledad.

Volvía sola a casa,
Rodeando a cuadros las manzanas,
De una ciudad que la miraba
De reojo para ver que trama,
Con su pelo de enredadera,
De los sueños más sucios,
Ella quería vivir en el,
Y ellos sólo en su culo.

Bebían las lágrimas alcoholizadas
Que brotaban,
Tras tomar un par de botellas,
Así ella olvidaba las penas,
De llamarse Soledad.

Su vestido levantado
Y sus bragas por los tobillos,
Así la imaginaban
Los que se llamaban amigos,
Jodida por un cualquiera,
Que nunca dormía con ella,
Un amigo declarado,
Llamado felicidad.

Ella era sin lugar a dudas,

“Esa amante inoportuna,

Llamada Soledad.”

20140527-143606-52566020.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s