Triste adiós

Tenías fecha de caducidad,
Los días contados,
Mirabas sólo por la ventanilla de tu lado,
Veías atardecer, pero nunca amanecer,
Yo sería un capítulo más,
De tu novela inacabada,
De tu obra maestra,
De un disco de rancheras rancias,
De un bizcocho sin azúcar,
Sería sólo una coma,
Y yo pretendo ser punto y a parte,
Punto final si es contigo,

Pero tu estabas empeñada
En sacar de mi sólo el animal,
No veías más allá de mi piel,
Opaca por la tinta bajo la epidermis,
Y así no hay manera.

Siento decirte,
Que no quiero panteras enjauladas,
Pero me dan miedo las que están en libertad,
Que la última vez que me acerqué a una,
Me desgarró la vida
Y aún sangro.

Siento decirte,
Que lo que tuvo que ser fué,
Y lo que tenga que ser, no será,

Quizá por esa manía tuya de despedirte en los andenes,
Dos vidas antes de que pase el tren.

20140522-150142-54102968.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s