Odio

La aborrezco, como estas tormentas de verano,
La desprecio como ser capaz de dar amor,
Me parece abominable su capacidad de sonreír,
Detesto cada uno de sus rincones de luz.

Destierro cualquier caricia de mi cuerpo,
Ahogo en su mar de dudas mis certezas,
Suicido cada uno de mis besos,
Asfixio cada uno de mis te quieros.

Desisto de la batalla de conquistarla,
Me derroto, porque soy incapaz de rendirme ante ella,
Decapito recuerdos y quemo sus restos en una hoguera,

Como dice Elvira Sastre:
“Lo malo de los incendios, es cuando sobrevives a ellos”

20140520-162711-59231118.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s