Que bien le sentaba el verano

Que bien le sentaba el verano.
Me acuerdo ahora que me vuelven a asaltar los escotes por la calle y ella ya estará enseñando el suyo a cientos que no seré yo.

Que bien le sentaba el verano.
Era esa época en la que no necesitaba canela en el café por culpa de su piel.
Era cómo un cocodrilo con la boca abierta esperando su presa.

Que bien le sentaba el verano.
Sus dos piernas se sentían liberadas y yo enjaulado con solo dos barrotes y me parecían eternos desde su pies hasta donde su muslo cambiaba de nombre y yo solo sabía morder.

Que bien le sentaba el verano.
Aún me pregunto por qué cojones, a mi, me dejaste en invierno.

20140516-184819.jpg

Anuncios

2 comentarios en “Que bien le sentaba el verano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s