Mis bolsillos

Y por fin doy sentido a mis bolsillos, sirven para meter lo que me sobra al final de los brazos cuando tu no me agarras, mientras Malasaña tiembla al ver el terremoto que se avecina entre tus piernas.

Aquella noche no fuiste mía,
Pero yo fui tan tuyo,
Que se me olvidó pedirte que me devolvieras.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s