El trueque

Cambié crisantemos por rosas,
Ataúdes por cunas,
Tormentas por arociris
Y mi vida por la suya.

Cuando la conocí yo estaba en ese punto, donde morir era tan acertado como respirar.
Ella era un balón de aire en mi campo de fútbol y jugamos el partido más hermoso de mi vida.

Su acento me traía sal y daba sabor a mi vida, traía olas que arrastraban la pena a otras orillas y cuando atardecía en ella, lo hacía a la vez en cualquier parte del mundo.

Por ti cambié los otoños por tus primaveras de hoja perenne y por ti cambiaría mis 7 vidas, por vivir contigo la última
Para siempre.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s