Sobraban miradas

Hay personas que al mirarlas sobran palabras,
Pero hay personas que al mirarlas, sobran miradas.

Mendigaba besos, con hambre de ti, con hambre de sexo, con ganas sentirte, pero nunca llego.

Tu me mirabas, me perdonabas la vida, palabra que decía, siempre quedaba entredicha, caricia que daba, justificación merecía, cada acto, cada abrazo, cada jodido polvo, necesitaba medida.

Después de ti no habían caricias, te preocupaba más que se hiciese de día, que el colchón se manchase con cierta justicia, pues después de sudado el amor, tu espalda lo merecía.

Se cambiaron las tornas, en esta ocasión fui yo quien ponía la ternura, después de entregarme en cada asalto, de perder la batalla en el último segundo, tu falta de afecto, tu falta de tacto, me sentía quizá más sucio, que antes de tirar de la soga a un condenando.

No te pido que cambies, yo no soy motivo para un cambio, no soy religión ni diccionario, ni dictador con una isla de ensueño, soy un jodido mortal, que mira atrás y sólo ve esperpento, falta de amor, de afecto.

Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra, quizá estoy pagando todos mis pecados cometidos en la tierra, quizá algún dios crea salvar así mi alma, y no se da cuenta, que yo los pago al mirarme al espejo cada mañana.

No vengas a torturarme, ni a pedirme más cariño, que de eso tengo de sobra, rebusca dentro de mi bolsillo, conservo aún el amor, que no gasté de niño,

Por eso, si quieres venir, ven, pero que esta vez, sea distinto.

20140429-183822.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s