Lo que vale un café

2 minutos es lo que tardó Raquel en hacerme aquel café,
Caramel Macchiato, con leche desnatada para Moisés.

-¿Qué tal todo?- Me pregunta y yo a eso, infinitas veces, no se que responder.
-Siempre se puede estar peor- , es mi respuesta de salvación.

Me da más conversación, que de costumbre y con eso amortizo mi café, los 4,25 que cuesta, se los he cobrado a Raquel.

Tu sonrisa vale cada céntimo, de este café sostenible, una moneda que paga, algo tan intangible, un regalo que adorna mi café, de una manera invisible.

20140420-122204.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s