Brújulas

Nunca pretendí encontrarme,
Ni quise tampoco perderte,
Quizá me desubiqué al verte,
Quizá te encontré al perderme.

Me encantaba que fueras tan norte,
Y yo tan al sur de tu boca,
Perderme entre dos piernas,
Al este de la derrota.

No soy de pelis del oeste,
Soy de playas de sur,
Acantilados de norte,
Fiestas del este
Y tu el centro de mi península.

Así que ya que la cosa anda de encontrarse, de buscarse, de perderse,
Necesito una brújula, un mapa, tu espalda, mis dedos señalando tu norte, tu sur, el punto exacto del tesoro que escondieron tus padres al nacer, y que hoy pretendo, a toda costa, desenterrar de tanta mierda donde se encuentra enterrado.

Sí te pierdes, es mejor quedarse quieto,

Así que no te muevas, hazte un ovillo entre el sur de tus pies y el norte de tus ojos, el este de tu pecho y el oeste de tu corazón, y en el centro de tu ombligo,

Donde marca un círculo natural tu cuerpo,

Me hundiré y me perderé,

No tiembles mi vida,

Al fin, te encontré.

20140405-152250.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s