El

El quería volar alto y ella aún estaba aprendiendo a andar. El necesitaba sus abrazos y ella era experta en abrazarte sin tocar.

El le pidió la media vida que le quedaba, y ella le ofreció la media que había vivido. El quiso ser río y ella fue presa.

El se enamoró de su vida y ella le hizo un nido en su pelo. El le escribía poesías para encontrarla y ella se perdía entre los versos.

El le dio su mano y ella besó las heridas de los puñetazos a la vida. El se arrodilló ante su mirada, y ella cerró los ojos para que la viera más allá de su alma.

El era un pobre vagabundo y ella era el amor que mendigaba, el músico callejero y ella, ella cada nota que tocaba.

Ella le pidió tiempo y el paró todos sus relojes, el se entregó por completo a quien nunca, le había dado una noche.

20140320-131953.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s