De pronto

Te convertiste de pronto,
En una cuenta pendiente,
Vaciaste mis cajones de ilusiones
Y te olvidaste de llevarte tu recuerdo.

Te convertiste de pronto,
En litros de cerveza sin beber
Y como no, bebidos.
En tabaco de liar sin filtro,
En un recuerdo mal curado
Sin medicina aparente.

Te convertiste de pronto,
En una película en blanco y negro,
El blanco de tu vestido,
El negro de tu ausencia.

Te convertiste de pronto,
En un trauma infantil,
En un problema de adolescente,
En una depresión de adulto
Y en una demencia senil.

Te convertiste de pronto,
En todas las rosas que no compré,
Marchitadas por el agua salada de mis ojos,
En el invierno en mes de abril,
En un diciembre perpetuo,
En unas ganas terrible de vivir
Si es entre tus piernas.

Te convertiste de pronto,
En la sombra de un recuerdo
En plena noche.
En un perfume que se enciende
Con cada cigarro.
En un escaparate donde me veo reflejado a mi,
Pero no a ti.
En un adiós que sonó a portazo,
Tacones bajando la escalera,
Una llave cerrando una puerta que ya nunca cierro por sí quieres volver,
En un sofá cama que ya no abro porque me sobra tu mitad,
En un bar al que ya no voy
Y en aquel vestido que ya no voy a ver, porque sin ti,
Soy yo quien me he convertido de pronto.

20140122-185816.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s